La Panza de Burra de la escuela del Pagasarri.Panza de Burra. Así es como se conocía hace muchos años esta zona, que en origen se hacía casi toda ella en estribos, ahora reconvertida a libre gracias a unas piedras pegadas con sika por Miguel Rodríguez, Miguelito, que hizo una labor de recuperación excepcional cuando cambió todos los viejos seguros por cáncamos pegados con resina epoxi. Para los foros de debate queda el si es o no ético pegar piedras en una vía original, pero en este caso se transforma totalmente la vía, por lo que los que estén de acuerdo con la escalada artificial, no querrán que se haga esto, mientras que los que prefieren la escalada libre, aquí tienen una interesante vía para poner a prueba los músculos.

1.- Vía que entra por una de las variantes de la fisura extraplomada de la Panza de Burra, y que luego gira a la izquierda a un pequeño diedro por el que se sale a la cima del Pagasarri. La entrada a la vía así como al diedro, son bastante difíciles. Este último tiene bastante hierba, por eso no se hace mucho esta vía.
2.-Variante de entrada a la fisura extraplomada de la Panza de Burra. La entrada es difícil, sobre todo para los bajitos, y luego se llega bien hasta la zona media de la fisura.
3.-Fisura extraplomada. Una fisura con una entrada muy difícil, que hay que iniciar empotrando los dedos en la propia fisura y abriendo las piernas en oposición. Antiguamente había un taco de madera que se podía usar para iniciar el paso de entrada. Ahora hay que hacerlo sin nada o utilizando un fisurero. La parte de arriba puede ser complicada para salir a la cima. Se puede hacer sin cuerda porque no hay mucha altura, pero si no se ve claro conviene echarla por arriba. Ver foto.
4.-Panza de Burra. Inicialmente clavada en artificial, actualmente se hace en libre gracias a las  piedras pegadas con sika cuando se restauraron todos los seguros del Pagasarri. Menos de 6a no es, y la salida es complicada, cuando parece que ya se han acabado las dificultades. Ver foto.

Volver.