Zona del paso Burgoa.

Zona frente a las dos piedras de grandes dimensiones que están junto a la entrada al escalón superior. El paso Burgoa es el más conocido de todos, y el más fácil de la zona en que está ubicado. Junto a él, varios pasos de mayor graduación. Son todos muy cortos y se pueden hacer sin cuerda. El techo quizá sea un poco arriesgado sin encordar porque la caída puede ser de espaldas. La parte derecha del techo es muy fácil. También se puede hacer travesía por debajo del techo. La variante derecha del paso Burgoa es de regletas pequeñas y apoyos minúsculos para los pie de gatos. La variante con un sólo agarre es más de fuerza, ya que hay superarse sobre él con las manos, y al mismo tiempo apoyar los pies también, lo cual deja poco sitio para superarse. Hay que procurar hacerlo sin tocar ningún otro agarre, ya que entonces baja la dificultad.

Volver